FAKE NEWS, noticias falsas…. el gobierno y los presos!!!

Desde que comenzó el AISLAMIENTO SOCIAL PREVENTIVO Y OBLIGATORIO sancionado en el Decreto 297/2020 hemos sido testigos de cómo se esparce otro virus, el de las FAKE NEWS, noticias falsas.

Las fake news muchas veces son mas peligrosas y silenciosas que la propia enfermedad ya que buscan desinformar y crear caos y paranoia. Es muy sencillo, se siembra una falsa información y solo se espera a ver como se riega a través de distintos canales de comunicación.

Tal ha sido así, que muchas veces los medios de comunicación sin chequear dicha información, han publicado y luego desmentido lo que han publicado.

Es por esto que, desde el gobierno nacional a través de la Secretaría de Medios y Comunicación Pública, dependiente de la Jefatura de Ministros de la Nación, anunció el lanzamiento de la plataforma CONFIAR para informar a los argentinos sobre las comunicaciones oficiales generadas desde el Gobierno nacional[1].

En Argentina la cacerola es un símbolo, un símbolo de como la gente se hermandó bajo un reclamo, en un contexto político, social y económico crítico y logró el supuesto “Que se vayan todos que no quede ni uno solo”.

Desde que comenzó el aislamiento social preventivo y obligatorio, hubo distintas convocatorias (a través de redes sociales) para homenajear a los médicos que día a día salen a combatir lo que Alberto llama el enemigo invisible.

Sin embargo, también hubo aplausos para pedir, por la baja de sueldos de los políticos, muchas veces estos “reclamos” son fogoneados por los mismos medios de comunicación quienes a veces se olvidan de la grieta y otras solo la profundizan.

En un contexto de incertidumbre, en un contexto donde no sabemos qué va a pasar a nivel mundial, el FMI ya advirtió que la crisis será similar a la de 1929[2] o a la de 2009[3] donde día a día se intenta aplanar la curva y que el impacto en la salud púbica sea el menor, la tergiversación y la falsa información se vuelven una piedra el camino.

Al día de la fecha, en Argentina el total de casos confirmados en Argentina es de 4.428, 220 personas fallecieron. Del total de los casos 915 (20,7%) son importados, 1.904 (43%) son contacto estrecho y 1149 (25,9%) son por circulación comunitaria. El resto se encuentra en investigación epidemiológica.

Por otra parte, se hicieron 61.530 test en total. 1.356 pruebas por millón de habitantes.

El número de casos descartados hasta ayer es de 47.467. Las principales franjas etarias afectadas de los casos registrados corresponden a personas de entre 20 y 59 años. Edad promedio: 43 años.

Esos datos posiblemente no se encuentren en las portadas online más importantes de los medios ya que hoy en día la noticia es cubrir la libertad otorgadas a presos.

Hemos escuchado un sinfín de cosas, entre ellas a la senadora bonaerense de Juntos por el Cambio quien aseguró que el coronavirus es tan sólo una excusa del Gobierno nacional para fundir a las empresas para luego estatizarlas. Felicitas Becca Varela también indicó en un audio que se viralizó que “Los presos liberados son futuras patrullas que amenazan jueces y que los largan para tomar tu capital”.

Tal fue el revuelo que el mismo presidente de Argentina y Gobernador de la Provincia de Buenos Aires a través de sus redes sociales, debieron explicar y “separar” a sus gobiernos de esta situación.

El sistema democrático argentino reconoce tres poderes fundamentales: el ejecutivo, el legislativo y el judicial: Poder Ejecutivo: El art. 87 dispone que éste poder sea desempeñado por un ciudadano con el título de “presidente de la Nación” (es unipersonal).[4]

Vale decir que Poder Judicial corresponde a la Suprema Corte de Justicia de la Nación Argentina y los tribunales inferiores, se encargan de administrar justicia. Es independiente.

Sin embargo, seria oportuno que estas comunicaciones las realice el jefe de gabinete quien aclare la medida tomada por jueces y comunique.

Ahora bien, ya lo dijo Meñique, emblemático personaje de Game of Thrones, “El caos es una escalera”

Entonces si en el sistema carcelario argentino, hay sobrepoblación, y en donde debe haber dos presos hay cuatro presos por celda, ¿cuál es el fin de la prisión domiciliaria? Que las cárceles no se vuelvan un foco infeccioso porque en caso de contagios masivos, para aquellos que se indican, deberán salir y ocupar una cama de hospital y en caso de ser necesario un respirador, un bien preciado por estos días.

Es por esto que la media tiene un habeas corpus en el cual se recomienda la prisión domiciliaria, no libertad como se publica y contempla a aquellos que sean considerados factor de riesgo y cumplan con la siguiente exclusión:

a) Personas en prisión preventiva por delitos de escasa lesividad o no violentos, o no respeten un riesgo procesal significativo, o cuando la duración de la detención cautelar haya superado ostensiblemente los plazos establecidos en la ley 24390, en relación a los hechos imputados y tomando en cuenta las características de cada proceso;

b) personas condenadas por delitos no violentos que estén próximas a cumplir condena;

c)personas condenadas a penas hasta 3 años de prisión;

d) Personas en condiciones legales de acceder en forma inminente al régimen de libertad asistida, salidas transitorias o libertad condicional, siempre que cumplan con los demás requisitos

e) Mujeres embarazadas y/o encarceladas con sus hijos e hijas;

f) Personas con mayor riesgo para la salud, como adultos mayores, personas con discapacidad;

Estos son algunos de los puntos planteados por el habeas corpus firmado por el Juez Víctor Violini. No habilita a violadores, si los dejan “salir” es por lo que sabemos, la justicia es patriarcal y no escucha a las víctimas. Ahí si el ejecutivo debe responder porque es lo que la sociedad espera.

Muchas personas suponen que, si se respetan las medidas preventivas y de salud, los presos podrían y deberían continuar en las cárceles.

“Es imposible que se contagien en las cárceles ya que cumplen con medidas de seguridad” probablemente tengan protocolos, pero puede pasar, si sucedió en Córdoba en un hospital cómo no puede suceder en cárceles.

“El COE dispuso la cuarentena sanitaria en el Hospital Italiano de Córdoba. Por la confirmación de 10 casos de Covid-19, se dispuso la interrupción de la admisión de pacientes nuevos en urgencias y ambulatorios. Tampoco se aceptarán internaciones”[5].

Todavía queda mucho por hacer, por eso tenemos un estado avocado al tema del COVID-19 para evitar que surjan contactos masivos.

El estado está intentando apalear la crisis con medidas como el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE)[6]; el bono de $10000 para monotributistas; el Decreto 376/2020 por el medio del cual se estable un crédito para autónomos y monotributistas de todas las categorías a tasa cero[7]; la prohibición de despedidos y suspensiones por 60 días, Decreto 329/2020[8]

Este tema puso en eje central un debate que nos merecemos desde hace años como sociedad: Qué hacer, cómo mejorar y cómo reformular el sistema carcelario. Las condiciones de las cárceles deben cambiar, muchos presos a veces salen a veces peor de lo que entran sin posibilidad de reinsertarse siquiera. Y en eso no podemos mirar para otro lado, no todo tiene un simpático relato cómo en El Marginal.

[1] https://www.argentina.gob.ar/noticias/confiar-la-plataforma-oficial-para-combatir-la-infodemia
[2] https://www.voanoticias.com/a/fmi-hemos-entrado-recesion-igual-peor-2009-/5348651.html
[3] https://www.infobae.com/economia/2020/04/12/para-el-fmi-esta-crisis-es-la-peor-desde-1929-como-era-la-argentina-en-aquel-crack-financiero-y-cual-fue-el-impacto-local-tuvo/
[4] https://www.casarosada.gob.ar/nuestro-pais/organizacion?id=2722
[5] https://lmdiario.com.ar/contenido/218706/el-coe-dispuso-la-cuarentena-sanitaria-en-el-hospital-italiano-de-cordoba
[6] https://www.anses.gob.ar/ingreso-familiar-de-emergencia
[7] https://www.boletinoficial.gob.ar/detalleAviso/primera/227988/20200420
[8] https://www.boletinoficial.gob.ar/detalleAviso/primera/227637/20200408 

Por Alejandra Sanchez, NO ESTAMOS EN TOKIO