“Arriba los Corazones!” The Ginger Hearts hizo bailar a Studio Theater

1El sábado 27 de agosto la pista de Studio Teatro fue testigo de una gran fiesta rockabillera cuando The Ginger Hearts salió a escena, deslumbrando una vez más al público con su música y estética.

Dignos embajadores cordobeses del género rockabilly, (género que se creó a mediados de los ’50 y que hasta el día hoy continua y sigue siendo re versionado, reinterpretado y reinventado por varias bandas en el mundo). The Ginger Hearts no fue la excepción. Contando con un set de canciones de su autoría, también se ocuparon de interpretar temas de otros artistas del género, y redoblaron la apuesta al reversionar canciones de artistas de otros estilos.

Resultó imposible escuchar a The Ginger Hearts y no sentir ganas de bailar. Fue así como  inevitablemente varias parejas no dudaron en lanzarse a la pista frente al escenario desde que comenzó a sonar la primera canción, “Let’s have a party” de Wanda Jackson. Allí se podía sentir cómo desde el escenario se trasmitió hacia el público el entusiasmo de los músicos, a quienes se los vio disfrutar de principio a fin su performance.

El repertorio incluyó covers de temas como That man (Caro Emerald), Jambalaya (Brenda Lee), Be my baby (The Ronettes), Why do fools fall in love (Frankie Lymon & The Teenagers), Stupid Cupid (Wanda Jackson), Fever (Peggy Lee), Can’t hurry love (The Supremes), My baby left me (Elvis Presley) y Back in the USA (Chuck Berry). Asimismo sonó una reversión de la canción de Blondie Heart of glass, impecablemente adaptada al género rockabilly. Pero es importante destacar que no pudieron faltar sus propias canciones como Thief, You should know, Here we are, y su nuevo corte de difusión “I’m in love”.

2El cierre del show fue sumamente intenso, con un cover de la conocida canción Tainted love, de Gloria Jones.

The Ginger Hearts son una banda sumamente agradable y atractiva por donde se la mire, es decir que montan una estética cuidada como verdaderos hacedores del profesionalismo. En cuanto a lo musical, la voz de Carolina Pérez entona a la perfección y transmite ese dejo de sensualidad y frescura femenina propia del género, que se potencia en una combinación perfecta con las voces de su coro, integrado por Giovana Giacoppo y Belén Disandro (quien además se encarga de los teclados). Y no olvidarnos el papel de Lucas Velich, que tiene gran protagonismo en cuanto a la base con slap de contrabajo, que es uno de los sellos característicos del género. Asimismo no podemos dejar de elogiar la performance del Turco Jurmussi en guitarra eléctrica, y la prolijidad para marcar el ritmo por parte del baterista Cruz Bigard.

La banda se ocupa no sólo de traer el espíritu del rockabilly desde lo musical, sino que también cuenta con una estética retro que evoca ese estilo propio de los años ‘50, apreciable sobre todo en la vestimenta y peinados de sus integrantes femeninas, acordes a una estética cuidada.

En fin, quien no haya presenciado todavía un show de The Ginger Hearts sepa que no va a faltar oportunidad, ya que se encuentran pasando un gran momento y por lo tanto habrá más presentaciones por disfrutar. Cada show  de esta banda es una fiesta, y esta vez no fue la excepción.

Crónica de Vicky Trujillo. Para LA COLUMNA DE ROCK DE CBA de Martín Bonin.


Contenido editado y publicado por Dante De Noia

Contacto: dantedenoia@gmail.com

31/8/16