Audio

CONCHA MÉNDEZ CUESTA…TEJIENDO VERSOS DESDE EL EXILIO.

CONCHA MÉNDEZ CUESTA…TEJIENDO VERSOS DESDE EL EXILIO.

 

Mujer viajera – “Cazadora de estrellas”

Hoy emitimos Tejiendo versos desde el exilio, para Radio Eterogenia, desde la Orihuela alegre y bulliciosa, en estos días de intenso calor, en plenas fiestas de Moros y Cristianos. hoy recordamos a otra mujer de la generación del 27, Concha Méndez Cuesta, y buscando datos en la historia vital de la poeta madrileña, relacionados con el poeta oriolano Miguel Hernández, encuentro  varias referencias a Concha en el libro de Francisco Esteve, Miguel Hernández de la A a la Z., y selecciono las líneas de una carta de Miguel dirigida a su amigo Carlos Fenoll, fechada el 12 de junio de 1936, que dice así “Ayer, por ser la despedida de Aleixandre, se organizó en su casa una “juerga” literaria a la que asistimos Neruda, Manolo Altolaguirre, Concha Méndez, el pintor, magnífico pintor que ya conoceréis, Rodrigo Luna, y yo, entre otros”.

Nace Concha Méndez Cuesta en plena crisis social y económica de la España de 1898 en Madrid. El mismo año que nacen Federico García Lorca, Dámaso Alonso o Vicente Aleixandre. Concha una mujer de formación autodidacta, con espíritu aventurero, rompe moldes en una España tradicionalista. Rompe moldes de reclusión y sometimiento al patriarcado. Consigue metas importantes en el deporte, enseña español a extranjeros, escribe poesía y teatro, es editora de revistas literarias dentro y fuera de España, y dedica toda su vida a luchar por la libertad.

Concha Méndez se implica intensamente en la vida social, cultural y artística del Madrid de los años 20. Participa en recitales de poesía de García Lorca y Rafael Alberti, es modelo de artistas plásticos, especialmente de la pintora Maruja Mallo. Mantiene relación amorosa con Luis Buñuel durante unos años con el que comparte su afición a crear guiones de cine.

Forma parte de grupos de intelectuales en círculos culturales de Madrid, participa en conferencias de todo tipo, acude a tertulias, visita museos, disfruta de las verbenas del Madrid bullicioso, acompañada de su amiga del alma Maruja Mallo, como cuenta Tánia Balló en su libro Las sin sombrero, “Las dos formaban una de las parejas más extravagantes de Madrid, por un lado la desairada Concha y por otro la pintoresca Maruja”. Un día Concha decidió, en contra de las órdenes de su madre, salir a la calle sin sombrero: “Te tirarán piedras en la calle”; “Pues con ellas me haré un monumento”.

Aquel gesto de rebeldía ha servido para poner en valor la vida y la obra de muchas mujeres de la generación del 27 que tuvieron la valentía de romper con normas y reglas del momento. Aquellas mujeres fueron olvidadas en los años del franquismo español, donde se sufrió la falta de reconocimiento de muchas mujeres españolas en todos los campos de la investigación, la cultura y el arte. Mujeres que sufrieron el exilio y muchas de ellas nunca volvieron a su país.

Hoy recordamos a Concha Méndez en el programa TEJIENDO VERSOS DESDE EL EXILIO para Radio Eterogenia en Cordoba, Argentina, junto a las mujeres de su generación que siguieron luchando por la cultura y la libertad, con la esperanza de acabar con el exilio forzada y volver a su tierra, España.

Concha con espíritu alegre necesitaba salir de Madrid, sus ansias de viajar cada vez eran más grandes, era la única forma de huir del control de su padre y su madre, de los cotilleos, deseaba salir de aquella vida encorsetada que le oprimía.

En 1926 publica su primer libro de poemas Inquietudes. Rafael Alberti le ayudó a ordenar sus ideas y a adquirir el hábito de escribir.  Formó parte de la fundación del Lyceum Club Femenino y participó activamente en los actos del centro cultural de la “Casa de las siete chimeneas”, donde organizaban conferencias, recitales, representaciones de teatro y debates sobre la defensa de los derechos de las mujeres.

María Zambrano define a Concha con dos conceptos “La risa y el misterio”, mientras Ernestina de Champuorcín dice que: “Concha Méndez Cuesta llega a la literatura por la senda alegre de los deportes. Su libro inicial, Inquietudes, es un milagro de intuición femenina. Sola, sin más cultura que el escaso barniz tan deficiente y común en la mujer española, ayudada eso sí por la firmeza de su impulso, logra con frecuencia rimas frescas y personales. Su verso es una copla nacida en el mar, que el mar vuelve juguetona”.

Mujer muy avanzada a su tiempo, Concha, se siente atraída por el misterio que encierra el cine que despierta en ella enorme expectación: “Quiero ser, a más de argumentista, directora, cineasta. Y digo “quiero ser” porque aún no llegué a dirigir ningún film; no por falta de deseo, ni de preparación para ello, sino por falta de capital. Esto aquí, en España, es un problema. Y más tratándose de poner un capital en manos de mujeres”. Declara Concha a un periódico de la época. En 1927 Concha firma el guion del film Historias de un taxi. Al año siguiente publica Surtidor, su segundo poemario y se encontraba escribiendo una obra de teatro. Mujer polifacética necesita dar forma a su inquietud creativa a través de diferentes manifestaciones artísticas. “Apuesta por una poesía vanguardista, mujer moderna que se caracteriza por su autonomía y libertad.” Como recuerda Mercedes Trujillo Ponce en el libro Generación del 26. Lyceum Club Femenino (1926-1936).

Nos encontramos con una mujer muy independiente, que rompe con los moldes establecidos en una España obsoleta, una mujer “cazadora de estrellas”. Se marcha en 1929 a Inglaterra donde se gana la vida dando clases de español. Viaja en 1930 a Buenos Aires donde publica su libro Canciones de mar y tierra poemario que contiene versos dedicados a sus amigos de la Residencia de Estudiantes y al colectivo de mujeres del Lyceum Club Femenino como Rosa Chacel, Carmen Conde, Ángeles Santos, María de Maeztu y Maruja Mallo a quien le dedica el poema elegido para cerrar el programa de hoy TEJIENDO VERSOS DESDE EL EXILIO. Concha Méndez recuerda en sus memorias que instalada en Argentina vuelve en 1931 a “¡¡¡La España nueva y libre y culta y republicana!!!”, cuando se instaura la Segunda República española con una intensa vida social y cultural.

Contrajo matrimonio con el editor Manuel Altolaguirre, con el que participa en la publicación de libros en la imprenta “La Verónica” y la creación de revistas literarias como Héroe y Poesía, 1616. Colaboró en Caballo verde para la poesía, dirigida por Pablo Neruda. Con todo ello contribuyó a la difusión de la obra del grupo de la Generación del 27. Publica obras de tendencia vanguardista como Vida a vida (1932), Niño y sombras (1936), donde refleja la pérdida del hijo que esperaba cuando vivía en Londres y el nacimiento de su hija Paloma.

El estallido de la guerra civil y la muerte de Federico García Lorca le llevan a abandonar España. Fue detenida y padeció el encierro en un campo de concentración en Francia. Superado aquel encierro llegó a Cuba en 1943 coincidiendo con otros exiliados españoles.  Se traslada con su marido a México donde siguió publicando poemas y teatro en Hora de España. Hasta el final de sus días estuvo implicada en acciones solidarias y ayudando a muchas mujeres y hombres exiliados españoles que sufrieron la persecución, el destierro, el hambre, la soledad, la desesperación y la tristeza. Fallece en 1968 en México.

Concha Méndez en sus Memorias habladas, memorias armadas recogidas por su nieta Paloma Ulacia Altolaguirre expresa: “Entre todo esto que me gusta pensar, pienso que a través de mi obra estaré en comunicación con gentes a las que no conozco y con las que siempre habrá cierta emoción que nos una. Creo que cuando uno se comunica así, no puede morirse del todo”.

 

                                                                                              “¡Viva la poesía!”

                                                                                  Buenas tardes desde Orihuela

 

Bibliografía

Ulacia Altolaguirre, Paloma. Concha Mendez: Memorias habladas, memorias armadas. Mondadori, Madrid,1990.

Méndez Cuesta, Concha (1926-1986) Madrid, Hiperión, 1995.

Esteve Ramírez, Francisco, Miguel Hernández de la A a la Z. Diccionario temático hernandiano. Editorial Fragua. Madrid 2010.

Balló, Tánia, Las sin sombrero. Sin ellas, la historia no está completa. Espasa Calpe, Barcelona 2016.

VV.AA. Generación del 26. Lyceum Club Femenino (1926-1936) Asociación Cultural Jacarilla 2012. Mujeres por mujeres. Alicante 2017.

 

Manuela García Gómez

Presidenta Foro Social de Orihuela

Menu Title