Audio

Tres razones por las que hoy paran las mujeres

Tres razones por las que hoy paran las mujeres

Hoy habrá movilizaciones en todo el país, y también en sitios como México o Perú. Llamado Miércoles Negro, es una protesta inédita en la que el colectivo de mujeres planea abandonar por una hora sus puesto de trabajo, el cuidado de la casa, las fábricas o las oficinas.

Las mujeres irán vestidas de negro y pedirán que se las escuche por varias razones, entre ellas:

1 ) Las mujeres hacen gran parte del trabajo y no reciben más por eso

 

web_71092_big_tp

Más aún, las cifras revelan que:

– Si el desempleo promedio en Argentina es del 9,3 por ciento, para las mujeres es del 10,5.

– El 76% del trabajo doméstico no remunerado lo hacen las mujeres.

-Cuando tenemos hijos o hijas tenemos que cuidarlos nosotras y la tasa de actividad baja del 54 al 39%.

Así lo manifiesta el texto que hoy convoca a parar la producción para demostrar cuánto vale el colectivo de mujeres a la hora de poner en marcha el mundo. Para el colectivo de LasMumala, “es importante plantear que este paro no solamente tiene que ver con la forma más terrible y más radical de la violencia de género, que es el maltrato y la violencia física y los crímenes de odio”. Para Betiana Cabrera Fasolis, “las mujeres tenemos que parar porque somos víctimas de otras violencias. En el país las mujeres cobramos un treinta por ciento menos por igual capacitación e igual trabajo. Nos hacemos cargo del cuidado del hogar y de los niños y niñas, es un trabajo no reconocido y flexibilizado que también condiciona nuestro ingreso al mercado de trabajo”.

 

2 )  Necesitamos derechos que protejan nuestro cuerpo, y nuestra salud integral

 

lucia-perez3

 

Salud, educación integral y no sexista, caminar una calle libre de violencias y acoso. ¿Parece mucho no? Pero empieza un poco por respetar las decisiones que tomamos sobre nuestra vida y nuestro territorio propio, único y sagrado: el cuerpo que tenemos.

“Porque detrás del aumento y la saña de la violencia femicida también hay una trama económica, la falta de autonomía de las mujeres nos deja más desprotegidas a la hora de decir no y nos convierte en blancos móviles de las redes de trata o cuerpos  ´baratos´ para el tráfico de drogas y la venta al menudeo”, explican desde el Colectivo Ni Una Menos.

“Las muertas por abortos inseguros también son femicidios, y son femicidios de Estado. Para ser vivas y libres necesitamos elegir sobre nuestros cuerpos y nuestras vidas, y eso incluye decidir cuándo maternamos y cuando no maternamos”, explica Marta, de Socorro Rosa Córdoba. Este colectivo de mujeres ayuda a otras a conseguir información necesaria a la hora de abortar de manera segura. Información que el Estado no provee a las mujeres, muchas veces ni siquiera cuando son víctimas de una violación o corre riesgo su vida.

 

3 )  Porque el horror no es nuestra única herramienta para cambiar el mundo

 

145824656968

Nos movilizan los crímenes de odio, pero también hay un sentido propositivo. Tenemos una voz que habla desde lo profundo, sabemos cuidar la vida y la defendemos. Dice el Feminismo Comunitario Indígena: “nuestro cuerpo es como el territorio. El buen vivir dicta cuidar el cuerpo como se cuida a la Madre, cuidar a la Naturaleza como se cuida a cualquier vida humana”.

Las mujeres son las guardianas de la vida. Explotar el lado femenino de cada unx significa también aprender a cuidar a todxs, sin excepción.

En cambio, tratan al cuerpo de las mujeres como cosa que se compra y se vende, que se tiene o no se tiene, que se usa y luego se tira. Lo tratan como al cuerpo de Lucía Pérez. Y eso vende bien en las tapas de los diarios.

Explica Mónica Ambort, de la Red de Periodistas por una Comunicación No Sexista: “los medios y la publicidad reproducen un modelo de mujer: cómo hay que ser, como tener el cuerpo, o cómo hay que reventar el cuerpo y cómo maltratarlo”.

Como dice la antropóloga Rita Segato para Página12: “hace más de una década que intento atravesar la idea de que cuando se agrede a una mujer por medios sexuales, en un imaginario arcaico, por interpuesta persona, se agrede a su padre y a sus hermanos, a toda su familia, a la parentela, a la comunidad y finalmente a la sociedad y al Estado que deberían tener la capacidad de protegerla. Una mujer tomada por asalto es la Nación tomada por asalto. Por lo tanto, es iniciativa nuestra salvar la Nación”.

 

__________________________________________________________________________________________________________

Por Agustina Conci para Ciudad sin mar

Foto de portada: Colectivo Manifiesto

19-10-2016

Menu Title